Soluciones para navidad: 10 libros para leer o regalar

Para significar las fiestas de navidad y el cambio de año, Arquitectura, entre otras soluciones propone lotes de diez productos culturales (libros, discos, películas) y diez edificios que tienen el doble valor de recomendar obras autónomas de un cierto valor y, simultáneamente, editorializar el propio contenido del blog.

Este año ha estado marcado por un trabajo (visible los primeros seis meses del año, invisible el resto) editorial en Scalae traducido en seis libros electrónicos publicados disponibles gratuitamente en www.archbib.com La parte de la aventura que yo mismo he protagonizado ha estado aimada, entre otras, por buena parte de estas obras, que tambiénhan servido, eventualmente, de base de alguna clase o conferencia impartida en algún momento del año.

1.- La ruina moderna:

The Bridge Trilogy, William Gibson (1993-99)

La obra consta de tres novelas Virtual light (Luz virtual), 1993, Idoru, 1996, y All tomorrow’s parties (Todas las fiestas de mañana), 1999, publicadas en castellano por Minotauro Bolsillo.

William Gibson, conocido principalmente por su novela Neuromancer (Neuromante), de 1984, es el autor que postula el ciberespacio. La relación de determinados inventos,como el propio ordenador, el fax, el ciberespacio o, incluso, determinadas armas con la literatura sería objeto de un libro de ensayo apasionante. Gibson, resuelta la primera serie de tres novelas sobre el espacio virtual (que inaugura Neuromante), ahora titulada Sprawl Trilogy, explorará en la Trilogía del puente una relación entre espacio físico y espacio virtual y como ambas configuran una realidad paralela a la nuestra que se ha revelado no tan sólo como posible, sino, en cierto modo, convergente a la actual.
Adicionalmente, el Golden Gate Bridge de San Francisco convertido en edificio de viviendas colectivo de la pluma de un autor tan imaginativo como dotado para la escritura.

2.- Clases magistrales a base de entrevistas condensadas:

Lecciones de cine, Laurent Tirard (2002-2008), Paidos Ibérica ed.

Elaboradas por la revista Studio, las lecciones se presentan en dos volúmenes que recogen una serie de entrevistas hechas a grandes cineastas del mundo trabajadas para convertirlas en un monólogo del autor sobre su manera de entender y hacer cine. Los textos son de referencia para cualquiera de los autores que se hayan visto entrevistados. El registro de lenguaje permite entenderlas a cualquier amante del cine sin conocimientos específicos, y el subtexto de los discursos los entronca con el mundo del arte muy por encima de su disciplina.

3.- La vivienda ideal y sus consecuencias:

Corrección, Thomas Bernhard (1974). Alianza Editorial ed. castellana.

Bernhard enmendando la plana a Ludwig Wittgenstein: después de la construcción de la casa de si hermana (concebida por el arquitecto como una vivienda ideal) se ha suicidado y, retrospectivamente, un amigo reflexiona sobre la relación entre arquitectura, vida y obra. La prosa obsesiva del autor al servicio de la narración de un proyecto de arquitectura que, de tan perfecto, está alejado de cualquier requisito funcional. Y de la vida.

4.- Arquitectura y conducta:

High Rise, James Graham Ballard (1975). Minotauro, ed. castellana.

Ballard adapta la Torre Trellick, de North Kensington, proyectada por Ernö Goldfinger, como marco de acción de una novela distópica que sucede aquí y ahora. La crónica de la destrucción de la sociedad a través de la organización interna del edifico ante la total ignorancia del mundo exterior en otra de sus fábulas sobre la condición de la sociedad contemporánea.

5.- Espacios literarios:

Volverás a Región, Juan Benet (1967). DeBolsillo, ed.

Una de las novelas más importantes para entender la guerra y postguerra españolas. Destaca por ser el origen del que puede que sea el espacio literario más fascinante de toda la historia de la literatura española: Región, una provincia imaginaria del norte de España creada por el autor, ingeniero de caminos de formación con estudio abierto en el momento de escribir la novela, acabada, según él mismo, durante las pausas de las visitas de obra en un entorno rural. El escenario impone (y se impone a) la acción y se funde literalmente con su registro de lectura, siempre el más exigente posible para con el lector.

6.- El fondo y la forma. Ensayos literarios:

A Supposedly Fun Thing I’ll Never Do Again, David Foster Wallace (1997) ed. castellana, Mondadori.

Compendio de ensayos escritos durante la década de los 90. El nexo en común es una mirada alucinada e hiperdetallista sobre su propia sociedad. Destacan por su excepcional calidad literaria, un estilo obsesivo por el detalle, trufado de notas a pie de página que, constantemente, pone a prueba a un lector que, de conseguir entrar en su mundo, obtendrá un modo completamente diferente de ver su entorno cercano.

7.- Espejo deformante:

Underworld USA trilogy, James Ellroy (1995-2009)

La historia americana de 1958 a 1972, contada en tres novelas, American tabloid (1995), (América, ed. castellana), The cold six thousand (2001), (Seis de los grandes, ed. castellana), y Blood’s a rover (2009), (Sangre vagabunda, ed. castellana). El argumento mezcla un rosario de anécdotas inventadas con hechos reales y toda una serie de teorías especulativas sobre los principales hechos que marcaron la segunda mitad del siglo XX en los Estados Unidos de América. El conjunto actúa como una especie de filtro distorsionador que hace más comprensible la época, y resulta de una coherencia perturbadora.
Literariamente destaca el tono de escritura de The cold six thousand, de un laconismo radical que impone un ritmo de lectura altísimo que hace que las escenas de acción se lleguen a desarrollar en tiempo real sin perder detalle.

8.- Paris disfuncional:

Au bonheur des ogres, Daniel Pennac (1985), DeBolsillo, ed. castellana.

Fábula sobre una familia atípica de Belleville, suburbio del norte de Paris, vertebrada alrededor de quien se erige en pater familias, el señor Benjamin Malaussène, que trabaja en el departamento de reclamaciones de unos grandes almacenes dando pena a la gente. Pennac se erigió, con esta novela, en herededo directo de Georges Perec con una literatura de tono vitalista que ha originado una saga de seis novelas, todas ellas de calidad pareja.

9.- Periodismo gonzo:

Fear and loathing in Las Vegas, Hunter S. Thomson (1971), Anagrama, ed. castellana.

Un viaje a Las Vegas para cubrir dos reportajes simultáneos se convierte en una excusa para hablar del nexo de unión entre ellos: el propio periodista encargado de cubrirlos. Ha nacido el periodismo gonzo, una reflexión sobre el contexto y la influencia del informador sobre la noticia, reflexión que, llevada a la arquitectura (y, demasiado a menudo, demasiado autocensurada) es una de las bases (y de las razones de ser) de este blog.

10.- La responsabilidad de ser arquitecto:

Memorias, Albert Speer (1969) El Acantilado, ed. castellana.

El arquitecto como figura política comprometida con un régimen inmerso en una guerra para ampliar el país que llevará asociados algunos de los peores crímenes de toda la historia de la humanidad, de los cuales será cómplice, en el mejor de los casos, indirectamente. O cómplice directo en casi todas las lecturas coherentes de la historia. Speer pasará de planificar, codo a codo con Adolf Hitler, el Berlín del futuro (convenientemente cambiado de nombre y llamado Germania) a ministro de armamento capaz de conseguir, con su eficacia organizativa, prolongar la guerra bastantes meses más de lo que hubiese sido conveniente. Su historia debería de ser de lectura obligatoria en todas las facultades de arquitectura del mundo.

Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *