Desde un bar de Soria pasado a saco a limpio , sin correcciones.

Arquitectura muerta
Visitadas maravillas del calibre de Santo Domingo de Silos, Peñaranda , iglesias sorianas, tambíen “casas pinariegas”, en el entorno de San Leonardo de Yagüe (por el general, luces y sombras , muchas sombras). Estupefacción por la calidad , relación con el paisaje, bla, bla, bla. Buena arquitectura.El que se convierte en monumento se mata,pero y el que no , se degrada. Entre una cosa y la otra , siempre el gesto de distanciarse, de tomar conciencia y seguir. Carteles horrorosos del Papa pegados a la puerta de las iglesias que podrían ser, que son, patrimonio de la humanidad. Señales de vitalidad, de uso, y el fantasma de la desamortización planeando sobre cualquier cosa que haya visitado hasta ahora . Segunda juventud o cadáver exquisito de estas cosas , fe cíclica, más viva, transformada, mucho más transformada de lo que parece. Al final , fantasmas vivos y muertos, Machado, Martiarena, estampas de santos, Madrid, Roma y todos estos niños jugando sobre escudos heráldicos mientras intergeneracionalmente se juega también al juego de mirar y ser visto. Le tout-Soria…….

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *